La carta del día


El portugués Fernando Pessoa es un caso sin parangón en toda la historia de la literatura. Poeta y ensayista igualmente extraordinario, su personalidad literaria se desdobló en diferentes heterónimos, sobre los cuales se han escrito y se seguirán escribiendo toneladas de artículos críticos y monografías universitarias. Pero probablemente ningún ensayo podrá igualar a esta carta que Pessoa envía, meses antes de su muerte, al poeta y crítico Adolfo Casais Monteiro. Allí Pessoa –por pedido de su interlocutor- recuerda la génesis de sus heterónimos. Vinculado a la revista Presencia, en la que colaboró Pessoa, Casais Monteiro publicó en 1942 la primera compilación poética del autor de Oda Marítima.

Fernando Pessoa a Adolfo Casais Monteiro

Lisboa, 13 de enero de 1935
Mi apreciado colega:
(…)Paso ahora a responder su pregunta sobre la génesis de mis heterónimos. Vamos a ver si logro explicarme totalmente.
Comienzo por la parte psiquiátrica. (…)el origen mental de mis heterónimos está en mi tendencia orgánica y constante a la despersonalización y a la simulación. Estos fenómenos –felizmente para mí y para los demás– se cristalizaron en mi mente, quiero decir que no se manifiestan en mi vida práctica, exterior y de relación con la gente; estallan hacia adentro y sólo yo los vivo.
(…)Desde niño fui propenso a crear a mi alrededor un mundo ficticio, a rodearme de amigos y conocidos que nunca existieron. (No sé, entendámonos, si no existieron o si soy yo quien no existe. En estas cosas, como en todas, no debemos ser dogmáticos). Desde que me sé un yo, recuerdo haber fijado mentalmente, con sus correspondientes figuras, movimientos, caracteres e historias, varios personajes irreales que eran para mí tan visibles y míos como las cosas que forman parte de lo que designamos, quizás abusivamente, vida real.
(…) Allá por 1912, salvo error (que nunca puede ser grande), tuve la idea de escribir unos poemas de índole pagana. Esbocé algo en verso irregular (no en el estilo de Álvaro de Campos, sino en el estilo de regularidad intermedia), y abandoné el asunto. Con todo, y envuelto en penumbra, adivinaba en mí el semblante vago de la persona que estaba haciendo aquello (Había nacido, sin que yo lo supiera, Ricardo Reis).
Un año y medio o dos después, (…)me acerqué a una cómoda alta y, tomando un manojo de papeles, comencé a escribir de pie, como escribo siempre que puedo. Escribí más de treinta poemas seguidos, en una especie de éxtasis cuya naturaleza no conseguiría definir. Fue el día triunfal de mi vida, y nunca podré tener otro igual. Empecé con un título –El cuidador de rebaños– y lo que siguió fue la aparición de alguien en mí, a quien, desde un primer momento, di el nombre de Alberto Caeiro. Perdóneme el absurdo de la frase: había aparecido en mí mi maestro. Fue esa la sensación inmediata que tuve. Y tanto fue así que, una vez escritos esos treinta y tantos poemas, tomé inmediatamente otro papel y escribí, también uno tras otro, los seis poemas que constituyen la Lluvia oblicua, de Fernando Pessoa. Inmediata y completamente… Fue el regreso de Fernando Pessoa –Alberto Caeiro a Fernando Pessoa propiamente dicho–. O mejor, fue la reacción de Fernando Pessoa contra su inexistencia como Alberto Caeiro.
Aparecido Alberto Caeiro, traté enseguida de descubrirle –instintiva y subconscientemente– algunos discípulos. Arranqué de su falso paganismo el Ricardo Reis latente, le descubrí el nombre y lo ajusté a sí mismo, porque a esa altura ya lo veía. Y de repente, y en derivación opuesta a la de Ricardo Reis, me surgió impetuosamente un nuevo individuo. Arrolladoramente y escrita a máquina, sin enmiendas ni interrupciones, surgió la Oda triunfal de Álvaro de Campos –la oda con ese nombre y el hombre con el nombre que tiene.
Creé, entonces, una coterie inexistente. Fijé todo aquello en moldes verosímiles. Gradué las influencias, conocí las amistades, oí, dentro de mí, las discusiones y divergencias de criterio, y en todo esto me parece que yo, que fui el creador de cuanto le digo, nada tuve que ver con ello. Como si todo hubiese ocurrido independientemente de mí.
(…) Lo abraza el compañero que mucho lo estima y admira.

Fernando Pessoa.




Héctor Berlioz, en su carácter y en su obra, unió los dos sentidos habituales de la palabra “romántico”: adhirió con originalidad a la estética del romanticismo y además fue un hombre enamoradizo y con tendencia a un sentimentalismo patológico. Su obra más famosa, la Sinfonía fantástica, estrenada en 1830, fue inspirada por la actriz Henrietta Smithson, quien rechazó al músico por parecerles sus cartas exageradamente apasionadas. Esta carta, de tono más sosegado y melancólico, fue enviada a otro de sus amores platónicos.

Héctor Berlioz a Estelle Fornier

Señora:
Existen pasiones fieles, obstinadas, que sólo mueren con nosotros…Tenía yo doce años cuando vi por primera vez, en Meylan, a la señorita Estelle. Ud. No podía ignorar en esa época hasta qué punto había trastornado ese corazón de niño que se destrozaba bajo sentimientos desproporcionados, y creo que Ud. Tuvo la muy excusable crueldad de reírse de ellos algunas veces. Diecisiete años más tarde (volvía de Italia), mis ojos se llenaron de lágrimas, de esas lágrimas que hace brotar el recuerdo, cuando percibí en nuestro valle la casa que usted habitó.
(…) Ayer, señora, después de pasar prolongadas y violentas emociones; después de hacer peregrinaciones a lejanos lugares, emprendí una peregrinación largamente acariciada. He querido volver a ver todo, y lo he visto: la casita, el jardín, la arboleda, la alta colina, la vieja torre, el bosque que la circunda y el eterno peñasco. (…) Nada ha cambiado: el tiempo ha respetado el templo de mis recuerdos. Hoy sólo lo habitan desconocidos.
(…) Adiós señora, vuelvo a mi torbellino; probablemente no me vea nunca más. Usted ignora quién soy, pero me perdonará, creo, la extraña libertad que me he tomado al escribirle. También le perdono de antemano que ser ría de los recuerdos del hombre, como se rió de la pasión del niño.

Despised Love (1)

1. En inglés, “Amor desdeñado”, frase de Hamlet.
Héctor Berlioz.

47 comentarios:

  1. "...la Vida es solo una tediosa película empezada. Y no importa cuánto desesperado empeño pongas en que te guste: tampoco verás el final."

    Peter Sellers

    ResponderEliminar
  2. HOLA, SOY KRIS, BLOGYENTE DE ARROYITO, LA DE LA FRASE DE P.SELLERS. Y NO TENGO IDEA DE COMO HACER PARA QUE APAREZCA "KRIS" EN LUGAR DE "ANONIMO"...

    ResponderEliminar
  3. Krrrrris dijo...:
    Ni hablar:los blogyentes somos oyentes de segunda. De 10 programas emitidos (tanto de "La Flor..." como del "Escenario..."), ¿accedemos a 5, como mucho? Problemas tecnicos, errores humanos... meros lapsus freudianos (miedo a la tecnologia, miedo a un nuevo tipo de oyente, miedo a lo desconocido). Las radios nunca asumen con la audiencia un compromiso similar al que asumen con los auspiciantes. Me sumo al levantamiento encabezado por Araña.

    ResponderEliminar
  4. Araña dijo...:

    "Creo que la paranoia, en algunos aspectos, es la evolución en los tiempos modernos de un antiguo y arcaico sentido que los animales de presa todavía poseen: un sentido que les advierte de que están siendo observados... Estoy diciendo que la paranoia es un sentido atávico. Es un sentido persistente, que tuvimos hace mucho tiempo, cuando éramos, o nuestros antepasados eran, muy vulnerables a los depredadores, y este sentido les advertía de que estaban siendo observados, y eran observados por algo que, probablemente, iba a atacarles... Decididamente, no es una enfermedad, ni siquiera un síntoma."

    Philip K. Dick (si no están muy ocupados tratando de subir los programas, investiguen también a este señor.)

    ResponderEliminar
  5. Peter Canthropus de Etchesortu dijo...:
    Por no hablar de que directamente podrian emitir on line (en vivo, claro), y no solo Uds como programa sino la programacion integra de la radio. Hace rato que existe el software que permite hacerlo totalmente gratis. Si me permiten el consejo, consulten con algun tecnico amigo la siguiente direccion de internet:
    http://www.mundo-descargas.com/como_montar_una_estacion_de_radio.htm

    ResponderEliminar
  6. Krrrrris dijo...:
    Tras la escucha de los enfervorecidos argumentos tartamudeados por ustedes en el programa de "La Flor..." del jueves 12, van algunas contestaciones (los blogyentes somos más contestadores que los oyentes de primera). Veamos:
    1ro: No soy una blogyente de la Florida, sino de Arroyito. Hasta que hace un par de meses se me venció el contrato de alquiler, vivía en La Guardia (lo que me hacía una más de esos acomodaticios oyentes de primera).
    2do: No me gusta lo de "blogyente". Prefiero implementar de ahora en más la grafía del neologismo utilizada por Araña: "bloyente" (descarto por espantosa la utilizada por ustedes "blogoyente").
    3ro: Me parece que tienen alguna dificultad con la comprensión inmediata del discurso humorístico. Me contestaron demasiado "en serio". Descuiden: no hay tal levantamiento, es solo un chiste; lo de los "lapsus freudianos" y lo del compromiso con los auspiciantes era provocación pura. (Genial la cita de Dick aportada por Araña; sobre todo, muy oportuna.)
    Y 4to: En alguna parte del programa dice la conductora que los bloyentes podemos utilizar el blog no solo para bardearlos, sino también para colaborar con algún otro tipo de aportes, más positivos, si se quiere. Aprovechando esta madrugada pesada y lloviznosa, me puse a leer todos los comentarios habidos y por haber en ambos blogs (no eran tantos). Bien, ninguno de los bloyentes acusados de insurrectos empezó con otra cosa que no sea una u otra colaboración de este último tenor. Recién después fue que pintó este prepoteo jocoso de la horda iracunda y virtual.

    ResponderEliminar
  7. el cadaver de la novia dijo (en voz baja):

    ...por no hablar de la regularidad con la que se nos escamotea el "escenario" de los viernes...

    ResponderEliminar
  8. Savora dijo...:
    Rudy, "el cadaver de la novia" es otro bloyente, no el apodo que terminé eligiendo (y me sonó tan a Poe, que me imaginé a la usufructuaria y me enamoré). Está claro que su ignorancia en estas materias es grande: si se hubiera fijado en la fecha y hora de c/comentario no hubiese cometido tamaño error, yo lo disculpo (ahora discúlpese con ella, que ya que estoy, le mando un beso -con la esperanza de que se trate de una mina-).
    Y basta con esas rencillas: estoy convencido de que los bloyentes plantearon la cuestión de manera puramente lúdica, y que a la final fueron ustedes los que reaccionaron exageradamente. Por ahí me equivoco, pero apostaría a que la mayoría de los bloyentes fueron (fuimos) previamente oyentes radiales comunes y corrientes: yo los oía desde mi ex-trabajo (encargado de un club de paddle en Saladillo). Harían bien en considerarnos como oyentes en el exilio.
    Otra cosa: usted refirió un documental de blues. Bien, se trata de una serie de siete documentales (dirigida por varios realizadores y organizada por M.Scorsese -al primer capítulo sí lo dirige él, pero hay de Wenders y otros). Está íntegra, para bajar, en esta dirección:

    http://taringa.net/posts/tv-peliculas-series/2471374/Martin-Scorsese-present:-The-Blues-(serie-completa).html

    Es imperdible (en especial el primer capítulo -y en especial todos los otros-).

    ResponderEliminar
  9. krrris dijo:
    ¿Con qué curriculum una generación juzga los usos y costumbres de la que la sucede? ¿Cuáles son los éxitos que la generación pre-internet nos enrostra? ¿Cuáles son los beneficios socioculturales que el "cara a cara" y el contacto físico interpersonal obtuvieron (como no sea el aporte a la explosión demográfica) en oposición a los que dificilmente obtenga la "impersonalidad" del chateo? ¿En qué sentido la juventud actual está más "dormida" con las nuevas tecnologías que la juventud previa con Maradona, Olmedo o "Ritmo De La noche"? ¿"Facebook", "Tweeter" y demás "redes sociales" serán de por sí más inefectivas todavía que las antiguas mesas de pajeros (disculpen) de "La Buena Medida",el "Laurak Bat" o los pasillos del convento de la calle Entre Rios? ¿Qué criterios se aplican para determinar que los usos de internet son en su mayoría frívolos, y no los de la industria editorial, musical o cinematográfica, cuando sabemos perfectamente que por cada Dostoievsky o Kafka hay mil Paulos Coelhos y Horangeles, por cada Coltrane o Dylan hay mil Chaqueños Palavecinos, por cada Fellini o Kubrik hay mil Enriques Carreras-Subielas-Campanellas?
    La intelectualidad de los días de Gutemberg criticó al nuevo invento, acusando de antemano a la imprenta de favorecer un futuro vulgar para las ideas filosóficas o religiosas. Los dramaturgos de los días de Lumiere criticaron al nuevo invento, acusandolo de desvirtuar con trucos el noble arte de las tablas. Mi abuela (profesora de literatura de secundaria) se burlaba de las ediciones de libros en rústica o tipo "pocket-book", diciendo que a Thomas Mann o a Marcel Proust había que leerlo en una edición "respetuosa", en lo posible, "papel biblia".
    Yo nunca pude comprarme un libro del Conde de Lautreamont, nunca lo conseguí usado, y nuevo era un lujo que no podía darme. ¿Saben qué? Hace un par de años leí los "Cantos de Maldoror" en una página web española. Pensar que yo creía que no poder leer en internet era una virtud, una especie de signo de sofisticación intelectual. Ahora sé que en realidad era un defecto.

    ResponderEliminar
  10. Peter Canthropus de Ethesortu dijo:
    Nos guste o no su formato, la Red tiene todo el potencial para convertirse en la materialización, valga la paradoja, de la Anarquía sobre la Tierra,o al menos en el vehículo ideal para la organización, para la logística futura de cualquier actividad ya sea contracultural, de desobediencia civil, etc. No importa cuánta boludez la inunde hoy por hoy: tarde o temprano (y seguro a corto o mediano plazo)le será imposible al establishment controlar todos sus vericuetos virtuales: solo habrá que ir tomándola desde ya por asalto. Felicito a Krrrris.

    ResponderEliminar
  11. Peter Canthropus de Ethesortu (otra vez) dijo:
    No me puedo acordar en qué cuento de ciencia ficción uno de los personajes decía que lo que hacía al Futuro un espectáculo tan interesante era que los viejos que él conocía no estarían entre el público...

    ResponderEliminar
  12. el cadaver de la novia dijo:
    ¡qué final el del programa del 18! ¡No se ponga así, amigo Rudy, que sonó a skinhead! No se tome las opiniones ajenas (y eventualmente contrarias a la suya), como ataques personales...

    (Y bueno, vaya un beso para Savora...)

    ResponderEliminar
  13. P.D: el cadaver de la novia agrega:
    Amiga Krrrrrris, me parece que no debió nombrar, en ese contexto, a Subiela.

    jajajajajajajaja (se pone así, ¿no?)

    ResponderEliminar
  14. el Emperador de Nadielandia dijo...:
    Buenas, y perdonen mi ignorancia, ¿por que uno de los oyentes comunes y corrientes se puso como skinhead cuando tanto el cadaver de la novia como las conductoras y el conductor identificaron a los skinheads con los nazis o en todo caso con formas de "pensamiento" (grandes comillas) propias de las ideologias neo-fascistas y violentas? ¿Hay alguna diferencia practica digna de mencion? Desasnenme alguien...

    ResponderEliminar
  15. El Topo Gigio dijo...:
    Imaginar a Internet como un simple negocio (tipo una ferretería o una verdulería, pero mucho más grande y lucrativo), o como a un mega-videojuego lavacerebros, es miopía. Se trata de un fenómeno cultural de alcances difíciles de calcular aún, lo mismo que en su momento la imprenta, el cine o la televisión; solo que la explosión y posterior expasión global se produjeron a un ritmo infinitamente más vertiginoso, lo que hace que abarcar su papel en la historia humana mal pueda hallarse dentro de la capacidad mental de cualquier cerebro contemporáneo. Decía Ludwig Wittgenstein que, dentro de los límites de la Lógica, la expresión "no se puede imaginar eso" quería decir "no se sabe qué se debería imaginar aquí". Y eso podría aplicarse también a nuestros resquemores hacia la Red (como bien se aprecia en la paranoica "fantasía" de la saga de "Matrix").

    p.d.: perdón, ¿hace falta que aclare que lo dicho está lejísimo de ser una "defensa" positivista o progresista de Internet?

    NOTA: "El Topo Gigio" es el apodo de un antiguo oyente de la radio (bautizado ante Dios y ante la Ley como Carlos Ricci), ex-estudiante de kinesiología, residente actualmente en su ciudad natal, la pujante localidad de Acebal. Un tipo que extraña de manera exagerada la "Estación del Sur" (especialmente la música y dos o tres programas) y espera con ansias la emisión "on line" durante las 24 horas (no menos). Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Krrrrris dijo...:
    De acuerdo con la historia del movimiento skinhead, existiría desde sus orígenes una facción "izquierdista" y antirracista. Hace unos años, una amiga madrileña me describió a los así llamados "red-skin" del siguiente modo:
    "Se trata de skinhead que se pasan la vida esperando que los skinheads neonazis le prendan fuego a un marroquí para luego ir y prenderles fuego a ellos... ¡Ah!, y escuchan ska..."
    De más está decir que no me hago cargo de la descripción, solo se las reproduzco porque me hizo mucha gracia.

    ResponderEliminar
  17. Araña dijo...:

    Sobre los "red skins":
    Yo conocí a algunos en Vigo, y me fue imposible mantener un diálogo coherente con ninguno de ellos. Me pareció que las diferencias ideológicas con los skins neofascistas eran puramente discursivas, que su ignorancia política era notable, y terminé con la sensación de que la pasión por la violencia callejera en realidad hermanaba a ambas facciones, muy por encima de cualquier diferencia (¿la más importante de las diferencias?: los gustos musicales). Hablaban de sí mismos como "clase obrera", clase a la que como mucho habían pertenecido sus padres, cuando no recién sus abuelos. A mi pregunta de por qué eran skinheads y no, para el caso, punks, no supieron qué contestar, salvo por una lista de conjuntos musicales que le gustaban a unos sí y a otros no. Su culto por la amistad era de un primitivismo patético. A su favor, cabe decir que su antirracismo no era "snob", y sonaba a honesto. Generalizar en base a esos cuatro o cinco individuos sería excesivo, pero esa es en todo caso mi humilde experiencia con esa fauna un tanto ambigua.-

    ResponderEliminar
  18. Peter Canthropus de Etchesortu dijo...:
    Si bien la historia del movimiento skinhead es interesante, no alcanza para comprender desde afuera las razones por las cuales la facción "izquierdista" (digámosle así) mantiene hoy tanto esa misma denomimanción como detalles "superficiales" como los borceguíes, la cabeza rapada o la mala tolerancia alcohólica, como no sea un en todo caso ambiguo apego a un tradición "tribal" (en sentido urbano), y no más que eso. Más allá de esto, la cuestión me trajo a la memoria un divertidísimo cuento del gran (y olvidado) Fredric Brown, titulado "Por Qué Los Verdaderos Revolucionarios Debemos Sabotear Esta Revolución", que en realidad es una breve y muy amarga sátira sobre las perversas torpezas de la República durante la Guerra Civil Española. La historia transcurre en un pequeño e inexistente pais, y relata los ridículos enfrentamientos en los que se matan entre sí los dos grupos que deberían estar derrocando a una tiranía liderada por una junta militar temporalmente atacada de diarreas (culpa de una intoxicación masiva tras unas bacanales en el palacio de gobierno). Ambos bandos "revolucionarios" son escisiones del viejo partido comunista, y tienen por nombres "E.C.A" (Ejército Comunista Anticomunista) y "C.A.R" (Comunismo Anticomunista Revolucionario): el principal motivo de disputa es, claro, quién es legítimo usuario del extraño pero combativo concepto político implicado a la vez en ambos nombres.

    ResponderEliminar
  19. El Emperador de Nadielandia dice:
    Quisiera adherir fervorosamente a las palabras del invitado -en realidad no era un invitado- del programa creo que del día 8 (que si mi memoria auditiva no me traiciona se trataba del conductor del programa de la mañana), acerca de cómo la "estación del sur" marcaba la diferencia en el dial. Yo también soy un "oyente en el exilio" y hará facil un año que no los escucho; ahora vivo en N.Alberdi, donde ningún punto del dial marca ninguna clase de diferencia. Vuestra radio (estuve tentado de decir "nuestra"), para colmo, no sólo se distinguía notablemente por su programación (no toda claro, pero ese es un detalle) sino que en cuanto a "música" se refiere LA ROMPÍA...
    Me acuerdo: he pasado horas colgado escuchando las largas tandas musicales en los espacios sin programación, literalmente "encantado", aun cuando en muchas ocasiones no tenía ni la más remota idea de qué demonios era eso que estaba sonando, ni el artista, ni el género, ni tan siquiera el idioma... ni el país ni el planeta de dónde eso habría salido, y así y todo era espectacular (flor de lección para el ovino "culto a la personalidad" que enferma el espíritu occidental obligándonos a consumir sí o sí el alimento balanceado que produce el "star-system"). Eso ya no era "música de fondo" para lo que yo estuviera haciendo: había que ESCUCHARLA, con la misma atención que al más sesudo, profundo y hablado de los programas. El conductor refirió que también la Universidad pasaba buenos discos. Es verdad, pero esa gente rezuma snobismo haciendo lo que haga, y la mera selección de su música es elitista (lo que vendría a significar que una misma música puede sonar distinta en según qué radio -cuestión de "contexto", já-)
    O sea, déjense de hinchar las bolas y salgan on-line.

    P.D.: Por otra parte, ¿saben acaso si los "oyentes en el exilio" somos SÓLO los siete u ocho "comentaristas" del blog?

    ResponderEliminar
  20. Krisss cita...:

    PASADO (sust.): Pequeña fracción de la eternidad de la que tenemos un leve y lamentable conocimiento. Una línea móvil llamada Presente lo separa de un período imaginario llamado Futuro. Estas dos grandes porciones de la Eternidad una de las cuales borra continuamente a la otra, son eternamente distintas. Una está oscurecida por la pena y el desengaño, la otra iluminada por la prosperidad y la alegría. El Pasado es la región de los sollozos, el Futuro, el reino del canto. En uno se acurruca la Memoria, vestida con un sayal, la cabeza cubierta de ceniza, musitando plegarias penitenciales; en la luz solar del otro vuela la Esperanza llamándonos a los templos del éxito y los pabellones del placer. Sin embargo, el Pasado es el Futuro de ayer, el Futuro es el Pasado de mañana. Son una misma cosa: el conocimiento y el sueño.

    Ambrose Bierce (1842-?), "Diccionario Del Diablo"

    ResponderEliminar
  21. “Manifiesto de la Antropofagia”, de Oswald de Andrade

    - Sólo la Antropofagia nos une. Socialmente. Económicamente. Filosóficamente.
    - Única ley del mundo. Expresión enmascarada de todos los individualismos, de todos los colectivismos. De todas las religiones. De todos los tratados de paz.
    - Tupi, or not tupi, that is the question.
    - Contra todas las catequesis. Y contra la madre de los Gracos.
    - Sólo me interesa lo que no es mío. Ley del hombre. Ley del antropófago.
    - Estamos cansados de todos los maridos católicos sospechosos en situación dramática. Freud puso fin al enigma mujer y a otros temores de la psicología impresa.
    - Lo que obstaculizaba la verdad era la ropa, el impermeable entre el mundo interior y el mundo exterior. La reacción en contra del hombre vestido. El cine americano informará.
    - Hijos del sol, madre de los vivientes. Encontrados y amados ferozmente, con toda la hipocresía de la nostalgia, por los inmigrados, por los traficados y por los turistas. En el país de la gran serpiente.
    - Fue porque nunca tuvimos gramáticas, ni colecciones de viejos vegetales. Y nunca supimos lo que era urbano, suburbano, fronterizo y continental. Perezosos en el mapamundi del Brasil.
    - Una conciencia participante, una rítmica religiosa.
    - Contra todos los importadores de conciencia enlatada. La existencia palpable de la vida. Y la mentalidad pre-lógica para que la estudie el señor Lévy-Bruhl.
    - Queremos la Revolución Caraíba. Más grande que la Revolución Francesa. La unificación de todas las revueltas eficaces en la dirección del hombre. Sin nosotros Europa no tendría siquiera su pobre declaración de los derechos del hombre.
    - La edad de oro anunciada por la América. La edad de oro. Y todas las girls.
    - Filiación. El contacto con el Brasil Caraiba. Ori Villegaignon print terre. Montaigne. El hombre natural. Rousseau. De la Revolución Francesa al Romanticismo, a la Revolución Bolchevique, a la Revolución Surrealista y al bárbaro tecnificado de Keyserling. Caminamos…
    - Nunca fuimos catequizados. Vivimos a través de un derecho sonámbulo. Hicimos nacer a Cristo en Bahía. O en Belén del Pará.
    - Pero nunca admitimos el nacimiento de la lógica entre nosotros.
    - Contra el Padre Vieira. Autor de nuestro primer préstamo, para ganar su comisión.
    - El rey analfabeto le había dicho: ponga eso en el papel pero sin mucha labia. El préstamo se hizo. Se gravó el azúcar brasilero. Vieira dejó el dinero en Portugal y nos trajo la labia.
    - El espíritu se rehúsa a concebir el espíritu sin el cuerpo. El antropomorfismo. Necesidad de la vacuna antropófaga. Para el equilibrio contra las religiones del meridiano. Y las inquisiciones exteriores.
    - Sólo podemos atender al mundo orecular.
    - Teníamos la justicia codificación de la venganza. La ciencia codificación de la Magia. Antropofagia. La transformación permanente del Tabú en tótem.
    - Contra el mundo reversible y las ideas objetivadas. Cadaverizadas. El stop del pensamiento que es dinámico. El individuo víctima del sistema. Fuente de las injusticias clásicas. De las injusticias románticas. Y el olvido de las conquistas interiores.
    - Rutas. Rutas. Rutas. Rutas. Rutas. Rutas. Rutas.
    - El instinto Caraíba.

    ResponderEliminar
  22. (sigue el manifiesto:)

    - Muerte y vida de las hipótesis. De la ecuación yo parte del Cosmos al axioma Cosmos parte del yo. Subsistencia. Conocimiento. Antropofagia.
    - Contra de las élites vegetales. En comunicación con el suelo.
    - Nunca fuimos catequizados. Lo que hicimos fue Carnaval. El indio vestido como senador del Imperio. Fingiendo ser Pitt. O apareciendo en las óperas de Alencar lleno de buenos sentimientos portugueses.
    - Ya teníamos el comunismo. Ya teníamos la lengua surrealista. La edad de oro.
    - Catiti Catiti Imara Notiá Notiá Imara Ipejú
    - La magia y la vida. Teníamos la relación y la distribución de los bienes físicos, de los bienes morales, de los bienes merecidos. Y sabíamos transponer el misterio y la muerte con la ayuda de algunas formas gramaticales.
    - Pregunté a un hombre lo que era el Derecho. Él me respondió que era la garantía del ejercicio de la posibilidad. Ese hombre se llamaba Galli Mathias. Lo devoré.
    - Sólo no hay determinismo donde hay misterio. ¿Pero qué nos importa eso?
    - Contra las historias del hombre que empiezan en el Cabo Finisterra. El mundo no datado. No rubricado. Sin Napoleón. Sin César.
    - La fijación del progreso por medio de catálogos y televisores. Sólo la maquinaria. Y los transfusores de sangre.
    - Contra la sublimaciones antagónicas. Traídas en las carabelas.
    - Contra la verdad de los pueblos misioneros, definida por la sagacidad de un antropófago, el Visconde de Cairú: - Es mentira muchas veces repetida.
    - Pero no fueron cruzados los que vinieron. Fueron fugitivos de una civilización que estamos devorando, porque somos fuertes y vengativos como el Jabutí.
    - Si Dios es la conciencia del Universo Increado, Guarací es la madre de los vivientes. Jací es la madre de los vegetales.
    - No tuvimos especulación. Pero teníamos la adivinación. Teníamos Política que es la ciencia de la distribución. Y un sistema social planetario.
    - Las migraciones. La fuga de los estados tediosos. Contra las esclerosis urbanas. Contra los Conservatorios y el tedio especulativo.
    - De William James a Voronoff. La transfiguración del Tabú en tótem. Antropofagia.
    - El pater familias y la creación de la Moral de la Cigüeña: Ignorancia real de las cosas + habla de imaginación + sentimiento de autoridad ante la prole curiosa.
    - Es necesario partir de un profundo ateísmo para llegar a la idea de Dios. Pero la Caraíba no lo necesitaba. Porque tenía a Guarací.
    - El objetivo creado reacciona con los Ángeles de la Caída. Después Moisés divaga. ¿Pero qué nos importa eso?
    - Antes de que los portugueses descubrieran al Brasil, Brasil había descubierto la felicidad.
    - Contra el indio de antorcha. El indio hijo de María, ahijado de Catalina de Médicis y yerno de D. Antonio de Mariz.
    - La alegría es la prueba del nueve.
    - En el matriarcado de Pindorama.
    - Contra la Memoria fuente de la costumbre. La experiencia personal renovada.
    - Somos concretistas. Las ideas se apoderan, reaccionan, queman gentes en las plazas públicas. Suprimamos las ideas y las otras parálisis. Por las rutas. Creer en las señales, creer en los instrumentos y en las estrellas.

    ResponderEliminar
  23. (y termina:)

    - Contra Goethe, la madre de los Gracos, y la Corte de D. Juan VI.
    - La alegría es la prueba del nueve.
    - La lucha entre lo que se llamaría Increado y la Criatura – ilustrada por la contradicción permanente entre el hombre y su Tabú. El amor cotidiano y el modus vivendi capitalista. Antropofagia. Absorción del enemigo sacro. Para transformarlo en tótem. La humana aventura. La terrenal finalidad. Pero, sólo la puras élites consiguieron realizar la antropofagia carnal, que trae en sí el más alto sentido de la vida y evita todos los males identificados por Freud, males catequistas. Lo que sucede no es una sublimación del instinto sexual. Es la escala termométrica del instinto antropófago. De carnal, él se vuelve electivo y crea la amistad. Afectivo, el amor. Especulativo, la ciencia. Se desvía y se transfiere. Llegamos al envilecimiento. La baja antropofagia aglomerada en los pecados del catecismo – la envidia, la usura, la calumnia, el asesinato. Plaga de los llamados pueblos cultos y cristianizados, es en contra de ella que estamos actuando. Antropófagos.
    - Contra Anchieta cantando las once mil vírgenes del cielo, en la tierra de Iracema, - el patriarca João Ramalho fundador de São Paulo.
    - Nuestra independencia aún no ha sido proclamada. Frase típica de D. Juan VI: - Hijo mío ¡pon esa corona en tu cabeza, antes que algún aventurero lo haga! Expulsamos la dinastía. Es necesario expulsar el espíritu de Bragança, las ordenaciones y el rapé de María de la Fuente.
    - Contra la realidad social, vestida y opresora, catastrada por Freud – la realidad sin complejos, sin locura, sin prostituciones y sin las prisiones del matriarcado de Pindorama.

    Piratininga, 1928
    Año 374 de deglución del Obispo Sardinha

    ResponderEliminar
  24. El Tipo Que Cree Que Lalo De Los Santos Etc confiesa...:

    Antes de que las sospechas sobre la responsabilidad del exabrupto comentarístico precedente recaigan sobre cualquier bloyente inocente, me declaro culpable del mismo (o humilde cómplice junto a De Andrade, cierto). Tampoco lo puse para que fuera leído íntegro, claro.
    Como que sé que les va gustar -y en caso de que no lo conocieran-, anoto a continuación una dirección donde encontré una buena y breve reseña sobre esa joya de la literatura brasileña. Ahí va:

    http://www.itaucultural.org.br/aplicExternas/enciclopedia_IC/index.cfm?fuseaction=marcos_texto_esp&cd_verbete=4496&cd_idioma=28557

    ResponderEliminar
  25. El "Código Hays" (1ra parte)
    Hacia el fin de los años 20's (durante la Depresión), el cine americano acentuó los aspectos eróticos, los argumentos pícaros y los destapes de estrellas para atraer al público. La libertad de los cineastas europeos (Sternberg, Lubistch), por un lado, y el realismo social americano (Vidor) por otro produjeron, sobre todo a finales de los años 20 y principios de los 30, un cine atrevido que provocó la reacción de una parte de la sociedad americana, puritana y poco amiga de las bromas con la familia, y recelosa, además, de las utopías socialistas y los amores libertinos.
    Las propias productoras, para evitar que se les adelantara el Gobierno, habían acabado redactando en 1922 un código de autocensura con vistas a salvaguardar la decencia y los valores, código aprobado por la Asociación de Productores y Directores de Cine que se había constituido precisamente con este fin y que estaba presidida por William hays.
    El Código hays apenas se aplicó hasta que, en 1933, surgió la Liga para la Decencia, una asociación privada que censuraba por su cuenta (mediante clasificaciones morales y manifestaciones) y que tenía mucha influencia desde los púlpitos. La Liga iba claramente a por Hollywood, al que identificaba con libertinaje.
    Ello hizo que en 1934 el Código hays se modificara, endureciera e hiciera articulado ("un beso no durará más de un segundo", "un escote no bajará de 4 centímetros", y así todo). Se creó un comité para velar por la aplicación efectiva del Código, la Breen Office, presidida por el católico Joseph Breen. Este comité llevaba a cabo una doble censura: primero de los guiones y luego de las películas ya terminadas. Se funcionaba a base de prohibiciones (de rodaje y de exhibición) y multas.
    La aplicación del Código hays impuso una forma de concebir las relaciones personales como si necesariamente fueran encaminadas hacia el matrimonio y la procreación de futuros patriotas. Esta aberración hizo mucho daño, y no sólo a la sociedad americana, sino a nivel mundial, dada la aplastante hegemonía mundial del cine americano (sí, ya entonces era así, la industria cinematográfica norteamericana sólo ha podido sostenerse y generar beneficios con un consumo planetario, con el público estadounidense no les llega ni para el alquiler de los estudios).
    La situación cambia en 1952, año en que el cine se incorpora a la 1ª Enmienda y pasa a considerarse un medio de comunicación (y no un espectáculo como hasta entonces), amparado por tanto por el derecho a la libertad de expresión. El cine americano comienza a tener que competir con el europeo y cada vez se acentúa más la disidencia de cineastas que se niegan a atenerse a la Breen Office, que seguía vigente a pesar de la adhesión del cine a la 1ª Enmienda porque se trataba de un órgano interno, perteneciente a la Asociación de Productores y Directores de Cine.
    En 1954 muere William Hays y por primera vez una productora (la RKO) se niega a pagar una multa. Finalmente, en 1966 se lleva a cabo una revisión del Código, ya totalmente obsoleto y al que nadie hacía ni caso. Se suprimen todos los artículos y se sustituyen por una declaración de principios acerca de la necesidad de conservar una moralidad genérica.
    Entre sus 28000 disposiciones, algunas muy curiosas podemos encontrar cosas como:
    1. El adulterio y otras formas de sexo ilicito, a veces nesesaria para la trama, no deben tratarse de manera explicita.
    2 . Escenas de pasion: a) No deben incluirse excepto cuando resulten indispensable spara la trama. b) El exceso de besos y abrazos lujuriosos, y las poses ygestos sugerentes, habran de evitarse. c) En general, la pasion debe tratarse de manera que no estimule las mas bajas emociones.
    3. Seduccion y violacion: a) Solo deben mostrarse cuando sean escenciales para la trama, Jamas habran de mostrarse en forma explicita. b) Nunca podran ser tema de alguna comedia.

    ResponderEliminar
  26. (2da parte)
    4. Las perversiones sexuales quedan prohibidas.
    5. Se prohibe abordar trata de blancas. Los metodos y tecnicas de esta practica nunca se presentaran a detalle, ni seran argumento de alguna pelicula, a menos que se muestren en contraste con los estandares aceptables del comportamiento.
    6. Se prohibe mostrar relaciones interraciales.
    7. La higiene sexual y las enfermedades venereas no son temas apropiados para el cine.
    8. Nunca se presentaran escenas de alumbramiento de un niño, ni de hecho, ni en silueta.
    9. Nunca deberan mostrarse los genitales de los menores.
    10. No debe presentarse el tema del aborto y cuando ello se haga debe condenarse. Nunca debe tratarse en tono de comedia. Queda prohibido el uso de la palabra aborto.
    11. Los besos no deben durar mas de un segundo.
    12. Jamas debera mostrarse la ordeña de una vaca.
    Hoy en dia las escenas de sexo son comunes en las pantallas. No hay ningun codigo que restrinja la libertad creativa en este sentido, aunque se apela al criterio de los espectadores. La Motion Pictures Association of America emite completos reportes que analizan el contenido "peligroso" e "inconveniente" en las peliculas. Solo las fracciones mas puritanas de la sociedad le prestan atencion.

    (tomado por Krisss de
    http://www.academiadelapipa.org.ar/cod_hays.htm)

    ResponderEliminar
  27. Savora reflexiona...:
    ...o sea que el "Dogma 95" tiene antecedentes no menos absurdos...

    ResponderEliminar
  28. Araña cita...:
    “Es mejor para una esposa permitirse copular con su propio padre de una manera natural que con su marido en contra natura”

    San Bernardino (1380-1444), de
    "La Religión Cristiana"

    ResponderEliminar
  29. Acotación a la cita de Araña:
    (por El Tipo Que Cree Que Lalo De Los Santos Etc)
    El volumen conocido como "La Religión Cristiana" es una recopilación de los mejores sermones de Bernardino Albizzeschi (especie de "greatest hits"), y la cita arácnida pertenece, hablando con precisión, al sermón que lleva el simpático título de "Abominabile peccato della maledetta soddomia". Bernardino Albizzeschi, divino azote de los sodomitas, fue canonizado solo seis años después de su muerte por el papa Nicolás V, siendo conocido desde entonces como San Bernardino de Siena.-

    ResponderEliminar
  30. Peter Canhtropus agrega...:
    Algunas otras disposiciones del "código hays":
    PRINCIPIOS GENERALES
    (1) No se autorizará ningún film que pueda rebajar el nivel moral de los espectadores. Nunca se conducirá al espectador a tomar partido por el crimen, el mal o el pecado.
    (2) Los géneros de vida descritos en el film serán correctos, tenida cuenta de las exigencias particulares del drama y del espectáculo.
    (3) La ley, natural o humana, no será ridiculizada y la simpatía del auditorio no irá, hacia aquellos que la violentan.
    BLASFEMIAS
    Las blasfemias intencionales y todo propósito irreverente o vulgar, están prohibidas bajo todas sus formas. El personaje de Cristo debe ser tratado con respeto. Cristo no es tema para una comedia. Iguales reglas regirán en, lo que atañe a la Santa Virgen.
    El Código de Producción no dará consentimiento al empleo en un film de ninguna de las palabras de la lista siguiente, que no es exhaustiva: Dios: Señor; Jesús; Cristo (empleado con irreverencia); mierda, quilombo; jodido; jodedor, caliente (referido a una mujer); virgen; puta: mariquita; cornudo; hijo de puta; metido; chistes de W.C. (historietas de viajantes de comercio y de hijas de granjeros, etc); condenado; infierno (salvo cuando estas dos últimas palabras son Indispensables y necesarias a la representación, en un contexto histórico correcto, en una escena a un diálogo, fundamentados sobre un hecho histórico o folklórico o a raíz de una cita bíblica, en su contexto, o una cita literaria, y a condición de que no se haga ningún empleo de esas palabras que no sea conforme al buen gusto o reprensible en sí).
    LA RELIGIÓN
    Los ministros del culto en funciones no serán mostrados nunca bajo un aspecto cómico o crapuloso. Los sacerdotes, los pastores y las religiosas nunca se podrán mostrar capaces de un crimen o de un grupo impuro.
    TEMAS REPROBABLES
    Los temas siguientes deben ser tratados sin pasar las fronteras del buen gusto:
    (1) El ahorcamiento o la electrocutación como castigos legales del crimen.
    (2) El estrangulamiento.
    (3) La brutalidad y lo macabro. Toda alusión a la cópula de un hombre y un cadáver está prohibida y, si se muestra a una muerta, evitar darle un aire seductor.
    (4) La marca con fuego de animales y hombres.
    (5) La crueldad visible hacia animales, y niños. La palmada en el trasero está permitida si encuentra una justificación en la trama. Nunca será aplicada sobre las nalgas desnudas.
    (6) La venta de mujeres o una mujer vendiendo su virtud.
    (7) Las operaciones quirúrgicas. Toda visión de un bisturí o de una aguja hipodérmica que penetra en la piel, toda extracción de sangre, están prohibidos. Las heridas se deben mostrar un mínimo estricto de sangre. Incluso en los films de guerra.

    ResponderEliminar
  31. (2da parte)
    DECISIONES PARTICULARES SOBRE LA SEXUALIDAD
    Por respecto al carácter sagrado del matrimonio y del hogar, el “triangulo” –si se entiende por tal el amor de un tercero por una persona ya casada— será objeto de un tratamiento particularmente circunspecto. No debe presentar institución del matrimonio como antipática.
    Las escenas de pasión deber ser tratadas sin olvidar qué es la naturaleza humana, y cuales son las acciones habituales. Numerosas escenas no pueden ser presentadas sin despertar emociones peligrosas en los jóvenes, los retardados y los criminales.
    Incluso en los límites del amor puro, hay hechos cuya presentación ha sido siempre considerada por los juristas como peligrosas.
    Cuando se trata de un amor impuro, de un amor que la sociedad siempre ha tenido por malo o que la ley divina condena importa observar las reglas siguientes.
    (1) Un amor impuro nunca debe parecer atractivo o hermoso.
    (2) No debe ser objeto de una comedia o de una farsa, o utilizado para provocar la risa.
    (3) No debe originar en el espectador el deseo o una curiosidad malsana.
    (4) No debe parecer justo ni permitido.
    (5) En general, no se lo debe detallar ni en el método ni en la manera.

    Código de censura cinematográfico de 1930: R.P.Daniel A. Lord, S.J.Martin Quigley, Will H. Hays.
    Código de censura que inaugurara la M.P.P.A. (Asociación de Productores Cinematográficos de los EEUU) el 31 de marzo de 1930 y que hasta 1956 no alteró su contenido. Fue derogado, formalmente, en los años 60.-

    ResponderEliminar
  32. Araña suspira...:
    Qué decepcionante que es explicar los chistes, si bien la (en apariencia) desubicada o inexplicable cita de San Bernardino estaba lejos de ser un chiste. Luego de agradecer la superculta contextualización a cargo del Sr. Que Cree Que Lalo De Los Santos Etc, paso a justificar la anotación del siniestro concepto bernardiano tras el comentario de Krrrris: presenté a este santo varón de Siena como a un lejano (o no tanto) antepasado de Mr. Hays, en tanto ambos se erigieron en guardianes de la moral de la sociedad a la que pertenecían, estableciendo con precisión burocrática y a manera de disposiciones lo que "está bien" y lo que "está mal". La frase de San Bernardo, le aclaro a la conductora, no defiende el incesto, claro, sino que sirve como comparación para algo que está aún MÁS castigado por el dios de los cristianos: la sodomía, que como todos sabemos no es reproductiva, razón por la cual una mujer debe temerle más que a la relación carnal con su propio padre. Idéntico esquema mental reflejan las 28 000 disposiciones del "código Hays": siempre es la "sociedad" defendiéndose a sí misma por medio de algún psicópata que actúa de vocero.

    p.d.: El irónico comentario de Savora es aun más perturbador que mi cita, ya que implica que la mentalidad de Von Triers funciona de manera coactiva, represora: ¿no es (o "fue") acaso el "dogma 95" un voto de castidad? SALUDOS.

    ResponderEliminar
  33. Krrrris dijo...:
    -"Totem Y Tabú", de Sigmund Freud.
    -"Alien", de Ridley Scott.
    -"Combat Rock", de The Clash.

    ResponderEliminar
  34. El Loco Manigroso Que Se
    Escapó Del Pelicomio apunta...:
    ¿Hay en realidad gente a la que le guste UNA película, UN disco, UN libro, por sobre todos los otros? Esa consigna no tiene ningún sentido, ni siquiera como juego, y me niego a obedecerla ciegamente. Acá van al menos 3 opciones de c/ rubro:
    -"El Proceso", de F. Kafka / "1984", de G. Orwell / "Deus Irae", de Philip Dick y Roger Zelazny.
    -"Let Love In", Nick Cave & The Bad Seeds / "Bird & Diz", de Ch. Parker y D. Gillespie / "Animals", de Pink Floyd.
    -"La Naranja Mecánica", de Stanley Kubrick / "El Tesoro De La Sierra Madre", de John Huston (citada recientemente) / "La Vida De Brian", de los Monty Python.

    ...y "Atrapado Sin Salida", de Milos Forman, porrrrrr supuesto...
    ...y "El Desierto De Los Tártaros", de Dino Buzzatti...
    ...y "Blue Train", de John Coltrane...
    ETC ETC ETC

    ResponderEliminar
  35. ¡ALERTA, BLOYENTES!
    ¡LA "MATRIX" SE DEFIENDE!
    ¡Dejen de ponerse punzantes que sinó las computadoras de la radio empiezan a fallar y chau programas en el blog, como el año pasado durante las discusiones sobre los usos alternativos de los medios electrónicos!

    ResponderEliminar
  36. Krrris agrega...:
    Como aporte al último comentario de Fosfeno
    sobre la tradición surreal-humorística del rock
    español, acá va parte de la letra de "VOY A SER MAMÁ",
    del duo Almodovar & McNamara ('83):

    "Sí, voy a ser mamá,
    Voy a tener un bebé
    Para jugar con él,
    Para explotarlo bien,
    Voy a ser mamá.
    Voy a tener un bebé.
    Lo vestiré de mujer,
    Lo incrustaré en la pared,
    Le llamaré Lucifer, le enseñaré a criticar,
    Le enseñaré a vivir de la prostitución,
    Le enseñaré a matar ,
    Ah sí, voy a ser mamá."

    "Sí, voy a ser mamá
    No quiero abortar,
    Rechazo la espiral,
    Tiene derecho a vivir,
    Le llamaré Lucifer, le enseñaré a criticar,
    Le enseñaré a vivir de la prostitución,
    Le enseñaré a matar,
    Sí, voy a ser mamá..."

    (Ahora imagínense un duo de seudo-travestis aullando esto desde un escenario, pero en esa época y acá en Argentina. El público rockero autóctono se hubiera peleado con la Liga De Madres De Familia para poder subir al escenario y descuartizar a los artistas, ¿no?)

    P.D.: Amigo Fosfeno, olvídese de Sabina. Más me interesaría conocer
    la opinión de un español de sus características acerca de A. Calamaro.

    P.D.2: sí, "Almodovar" es Almodovar.

    ResponderEliminar
  37. El Tipo Que Cree Etc dijo...:
    ¡¿Ahora UGO OJETTI?!
    ¡Loco, dejen de inventar personajes para atribuirles frases célebres que en definitiva no son más que un modo de que Rudy nos endilgue disimuladamente sus propios y transtornados "pensamientos"!

    ResponderEliminar
  38. El Loco Manigroso Que Se
    Escapó Del Pelicomio apunta...:
    Una más sobre "El Perseguidor". Si bien el homenaje principal es por demás de evidente en la dedicatoria del cuento ("in memoriam Ch.P."), vale la pena recordar (como una especie de acto de justicia poética) que el nombre mismo del protagonista ("Johnny Carter") es una especie de homenaje secundario a los dos antecedentes (e influencias) más notables de Bird en eso de darle como le daba al saxo alto: JOHNNY Hodges (una de las principales y más reconocibles voces en las mejores formaciones de Duke Ellington) y Benny CARTER (sin dudas el inventor del fraseo moderno en ese instrumento -además de gran compositor y arreglista-, cuando descollara en la orquesta del gran Fletcher Henderson en los 20's, aunque luego grabaría con todo el mundo).

    ResponderEliminar
  39. El Loco Pelicomio Que
    Se Escapó Del Manigroso hace un
    brevísimo aporte para este ridículo
    asunto de las cartas de amor...:

    (tomado de la esquela que la señora Mabel B. de Perdomo Vázquez le hizo llegar a quien sería su futuro amante, para nosotros anónimo:)

    "...podrá usted poseer mi cuerpo, caballero, pero mi corazón pertenece enteramente al cornudo de mi esposo".

    (citada por Alejandro Dolina en el capítulo "Los Libretistas Del Mundo", de "Crónicas Del Angel Gris", 1988)

    ResponderEliminar
  40. Krrrris cita...:
    "...descuida, ¿qué tan imposible puede ser que te olvide antes de, pongamos, un año? Por lo demás, ¿por qué no habría de poner mi mejor empeño en someterme a mí mismo a ese olvido como meta terapéutica? Aún teniendo que recurrir para ello al remedio de sustancias químicas, ¿qué tendría eso de "artificial" o, mejor dicho, de "antinatural"? El famoso "AMOR" del que hablamos los poetas es, en terminos subjetivos, una patología no muy diferente a una psicosis producida por adicción. Pero en términos objetivos, es algo infinitamente peor. No hay ser más fanático ni más necio que un enamorado... ¡Un verdadero enamorado es un vampiro! Ni un burgués es tan egoista y pérfido como un enamorado: la explotación capitalista se conforma con apropiarse de los cuerpos de sus víctimas, cosa que a un verdadero enamorado no le alcanzaría jamás: ¿cuándo el AMOR aspira a menos que a la total posesión de las almas ajenas, qué amante no considera frustrante que el alma del amado sea precisamente "ajena"? Y la alienación dentro del sistema capitalista no debe ser tan ciega como la de un verdadero enamorado, porque nunca he visto a un empleado promedio rebajarse tanto como uno de estos románticos energúmenos, capaces sin la menor vergüenza de degradarse hasta niveles que harían poner colorado al más arrastrado subgerente de una gran empresa. Es necesario que comprenda de una vez y para siempre que sufrir de hemorroides es tan romántico como sufrir por ti, y que cuánto más te haya amado peor es, o sea, más parecido a unas terribles hemorroides que es preciso curar rápida y desapasionadamente. Y aprenderé, por sobre todas las cosas, a despreciar con toda mi alma a todo lo que huela a "PASIÓN", que por algo es la palabra establecida para describir al letal martirio de ese mítico profeta en el que dice creer, por ejemplo, tu familia..., palabra que para colmo deriva de "pathos" que en griego significa... ¡sí, "ENFERMEDAD", o "SUFRIMIENTO"! ¡¿Qué mierda tendrá eso que ver con disfrutar (siquiera un poco) de la vida?! Por sobre todas las cosas, como artista, me entusiasmará infinitamente quitarme de encima ese baboso lastre del "AMOR" como tema de lo que me quede por crear, liberarme por fin (aunque sorpresivamente, lo reconozco) de la tan popular noción de que algo mínimamente bello pueda derivarse de tan sórdido, siniestro y sadomasoquista sentimiento. Resumiendo, querida mía, veo con esperanza mi pronto olvido de tu adorada persona, y confío en que esa repugnancia que me produce recordarme enamorado sea el principal motor de mi pronta curación, lo cual, por añadidura, incluirá la fresca sensación de no guardarte el más ínfimo rencor..."

    Dalton Trumbo, de una carta de juventud a una ex-novia.-

    ResponderEliminar
  41. Fosfeno cita...:
    "...esparciendo insidiosamente la idea de que el Sufrimiento ennoblece, los cristianos reemplazaron cualquier idea previa acerca del Placer con el siniestro concepto de "Pasión": en otras palabras, inventaron lo que hoy llamamos "Amor".
    Mikhail Bakunin, "Sobre La Mitología Cristiana".

    ResponderEliminar
  42. Araña dijo...:
    ¡CHAU, QUÉ MALA ONDA!
    ¿Así reaccionaron a un (evidentísimo) chiste del Loco Pelicomio y a una carta que se mire como se mire no es más que una carta de amor, y que por lo demás pertenece a un artista no menor que Pasolini o Rilke y que en todo caso nadie sabe si Krrris avala? ¿No será mucho? Más que "discrepancia" eso fue "repulsión", lo cual no queda muy bien en el "Escenario..."

    ResponderEliminar
  43. Fosfeno suplica...:
    ¡Venga, Rudy, no se ponga de esos modos...!
    ¡Y para colmo después yo voy y pongo esa antipática ocurrencia del amigo Bakunin! ¡Y ahora cómo hago para borrarla! Más valdrá que -si le hace mal- ni siquiera la lea...

    O mejor, ¿por qué no nos pasa la lista completa de los asuntos-tabú (o de las opiniones-tabú acerca de tales temas -que podrán ser o no tabú en sí mismos-)?

    ResponderEliminar
  44. Krrris aclara...:
    Rudy, cualquiera diría que el espanto (acaso la repulsión, como dijo Araña) le impidió captar la diferencia entre una carta de amor -en la que un desesperado amante intenta justificar racionalmente su necesidad de olvido y felicidad- y una fría declaración de principios; para colmo, una carta en la que con amargura el autor se describe casi con exclusividad a sí mismo (como se aprecia en la línea "esa repugnancia que me produce recordarme enamorado"). Es dificil imaginar que alguien considere pertinente "discrepar" (así sea "desesperadamente") con una persona en plena catarsis: suena un poco soberbio, me parece. Exactamente por las mismas razones, y por si hiciera falta, aclaro que tampoco me considero con derecho a "estar de acuerdo" con semejante texto, aunque -por supuesto- no me indignó como si de una flagrante herejía se tratara. Sí creo -y en todo caso por eso les copié la carta- que nociones como "Amor" o "Pasión" son frecuentemente sobrevaloradas (y hasta sacralizadas), lo que me trae a la cabeza cierta frase de Oscar Wilde:

    "Es verdad que el Talento sin Pasión se limita a criar buenos decoradores, pero la Pasión sin Talento cría esos caballeros pesados y esas señoritas neuróticas de los que siempre será saludable mantenerse separado por todo el ancho del salón."

    ResponderEliminar
  45. el cadaver de la novia dijo...:
    tal vez recuerden a la Natasha de "La Guerra Y La Paz". Bien, ese personaje estaba basado en una mezcla de la propia esposa y la cuñada de Leon Tolstoi. Es precisamente a Tania (esta hermana menor de su mujer) que Tolstoi escribe esta preocupante (pero subliminalmente "romántica", no digan que no) carta -si bien, como se verá, las dos primeras líneas estarían escritas por la misma esposa-, solo seis meses después de casarse:

    21 de marzo de 1863
    ¿Por qué te has vuelto tan fría, Tania? Ya no me escribes, y me gusta tanto saber de ti... Aún no has contestado a la alocada carta de Levochka (Leon Tolstoi), de la que no entendí una palabra.
    23 de marzo
    Aquí ella empezó a escribir y de pronto dejó de hacerlo, porque no pudo seguir. ¿Sabes por qué, querida Tania? Le ha ocurrido algo extraordinario, aunque no tanto como a mí. Como ya sabes, al igual que el resto de nosotros, siempre estuvo constituida de carne y hueso, con todas las ventajas y desventajas inherentes a esta condición: respiraba, era tibia y a veces caliente, se sonaba la nariz (¡y de qué modo!) y, lo más importante, tenía control sobre sus extremidades, las cuales -brazos y piernas- podían asumir diferentes posiciones. En una palabra, su cuerpo era como el de cualquiera de nosotros. De pronto, el día 21 de marzo, a las diez de la noche, nos sucedió algo extraordinario a ella y a mí. ¡Tania! Sé que siempre la has querido (no sé qué sentimiento despertará ahora en ti), sé que sientes un afectuoso interés por mí y conozco tu razonable y sano punto de vista sobre los hechos importantes de la vida; además, amas a tus padres (por favor, prepáralos e infórmales de lo sucedido), es por esto que te escribo, para contarte cómo ocurrió.
    Aquel día me levanté temprano, paseé mucho rato a pie y a caballo. Almorzamos y comimos juntos, después leímos (aún podía hacerlo) y yo me sentía tranquilo y feliz. A las diez le di las buenas noches a la tía (Sonia estaba como siempre y me dijo que pronto se reuniría conmigo) y me fui a la cama. A través de mi sueño la oí abrir la puerta, respirar mientras se desvestía, salir de detrás del biombo y acercarse a la cama. Abrí los ojos y vi -no a la Sonia que tú y yo conocíamos-, ¡sino a una Sonia de porcelana! Hecha de esa misma porcelana que provocó una discusión entre tus padres. Ya sabes, una de esas muñecas con desnudos hombros fríos y cuello y brazos inclinados hacia adelante, pero hechos con el mismo material que el cuerpo. Tienen el cabello pintado de negro y arreglado en largas ondas con la pintura que desaparece en la parte superior, protuberantes ojos de porcelana que son demasiado grandes y que también están pintados de negro en los bordes. Los rígidos pliegues de porcelana de sus faldas forman una sola pieza junto con el resto. ¡Y Sonia era así! Le toqué el brazo; era suave, agradable al tacto y de fría porcelana. Pensé que estaba dormido y me pellizqué, pero ella no cambió y se mantuvo inmóvil frente a mí.
    Le dije:
    -¿Eres de porcelana?
    Y sin abrir la boca (que permaneció como estaba con sus labios curvos pintados de rojo brillante), replicó:
    -Sí, soy de porcelana.

    ResponderEliminar
  46. (2da parte)
    Un escalofrío me recorrió la espalda. Miré sus piernas: también eran de porcelana y (ya puedes imaginarte mi horror) estaban fijas en un pedestal de la misma materia, que representaba el suelo y estaba pintado de verde para simular un prado. Cerca de su pierna izquierda, un poco más arriba, detrás de la rodilla, había una columna de porcelana, pintada de marrón, que probablemente pretendía ser el tronco de un árbol. También formaba parte de la misma pieza que la contenía a ella. Comprendí que sin ese apoyo no podría permanecer erguida y me puse muy triste; tú, que la querías tanto, ya te puedes imaginar mi pena. No podía creer lo que estaba viendo y empecé a llamarla. Le era imposible moverse sin el tronco y su base; giró un poco (junto con la base) para inclinarse hacia mí. Pude oír el pedestal batiendo contra el suelo. Volví a tocarla, era suave, agradable al tacto y de fría porcelana. Traté de levantarle la mano, pero no pude; traté de pasar un dedo, siquiera la uña entre su codo y su cadera, pero no lo logré. El obstáculo lo formaba la misma masa de porcelana, esa materia con la que en Auerbach hacen las salseras. Empecé a examinar su camisa, formaba parte del cuerpo, tanto arriba como abajo. La miré desde más cerca y vi que tenía una punta rota y que se había puesto marrón. La pintura en la parte superior de la cabeza había caído y se veía una manchita blanca. También había saltado un poco de pintura de un labio y uno de los hombres mostraba una pequeña raspadura. Pero estaba todo tan bien hecho, tan natural, que aún seguía siendo nuestra Sonia. La camisa era la que yo le conocía, con encajes; llevaba el pelo recogido en un moño, pero de porcelana y sus manos delicadas y grandes ojos, al igual que los labios, eran los mismos, pero de porcelana. El hoyuelo en su barbilla y los pequeños huesos salientes bajo sus hombros estaban allí también, pero de porcelana. Sentía una terrible confusión y no sabía qué decir ni qué pensar. Ella me habría ayudado gustosa, pero, ¿qué podía hacer una criatura de porcelana? Los ojos entornados, las cejas y las pestañas, a cierta distancia, parecían llenos de vida. No me miraba a mí, sino a la cama. Quería acostarse y daba vueltas en su pedestal continuamente. Casi perdí el control de mis nervios; la levanté y traté de llevarla hasta el lecho. Mis dedos no dejaron huella en su frío cuerpo de porcelana y lo que me dejó más sorprendido es que era ligera como una pluma. De repente, pareció encogerse y volverse muy pequeña, más diminuta que la palma de mi mano, aunque su aspecto no varió. Tomé una almohada y la puse en un extremo, hice un hueco en el otro con mi puño y la coloqué allí, para luego doblar su gorro de dormir en cuatro y cubrirla hasta la cabeza con él. Continuó inmóvil. Apagué la vela y súbitamente oí su voz desde la almohada:
    -Leva, ¿por qué me he vuelto de porcelana?
    No supe qué contestar, y ella repitió:
    -¿Cambiará algo entre nosotros el que yo sea de porcelana?

    ResponderEliminar
  47. (3ra parte)
    No quise apenarla y respondí que no. Volví a tocarla en la oscuridad; estaba quieta como antes, fría y de porcelana. Su estómago seguía siendo el mismo que en vida, sobresalía un poco, hecho poco natural para una muñeca de porcelana. Entonces experimenté un extraño sentimiento. Me pareció agradable que hubiese adquirido aquel estado y ya no me sentí sorprendido. Ahora todo resultaba natural. La levanté, me la pasé de una mano a la otra para abrigarla bajo mi cabeza. Le gustó. Nos dormimos. Por la mañana me levanté y salí sin mirarla. Todo lo sucedido el día anterior me parecía demasiado terrible. Cuando regresé a la hora de comer, había recuperado su estado normal, pero no le recordé su transformación, temiendo apenarlas a ella y a la tía. Sólo te lo he contado a ti. Creí que todo había pasado, pero cada día, al quedarnos solos, ocurre lo mismo. De pronto se convierte en un minúsculo ser de porcelana. En presencia de los demás continúa igual que antes. No se siente abatida por ello, ni tampoco yo. Por extraño que pueda parecerte, confieso con franqueza que me alegro, y aun pese a su condición de porcelana, somos muy felices.
    Te escribo todo esto, querida Tania, para que prepares a sus padres para la noticia y para que papá investigue con los médicos el significado de esta transformación y si no puede ser perjudicial para el niño que esperamos. Ahora estamos solos, está sentada bajo mi corbata de lazo y siento cómo su nariz puntiaguda me rasca el cuello. Ayer la dejé sola en una habitación y al entrar vi que «Dora», nuestra perrita, la había arrastrado hasta una esquina y jugaba con ella. Estuvo a punto de romperla. Le pegué a «Dora», metí a Sonia en el bolsillo de mi chaleco y la conduje a mi estudio. Ahora estoy esperando de Tula una cajita de madera que he encargado, cubierta de tafilete en el exterior y con el interior forrado de terciopelo frambuesa, con un espacio arreglado para que pueda ser llevada con los codos, cabeza y espalda dispuestos de tal modo que no pueda romperse. La cubriré también totalmente de gamuza.
    Estaba escribiendo esta carta cuando ha ocurrido una terrible desgracia. Ella estaba sobre la mesa cuando Natalia Petrovna la ha empujado al pasar. Ha caído al suelo y se ha roto una pierna por encima de la rodilla, y el tronco. Alex dice que puede arreglarse con un pegamento a base de clara de huevo. Si tal receta se conoce en Moscú, envíamela, por favor.

    ResponderEliminar